Biografía - ESA - Escola de Sargentos das Armas Ir direto para menu de acessibilidade.
Portal do Governo Brasileiro
Início do conteúdo da página

maxwolffilhoPanoramico

Biografía

Historicoa maxwolffilho

Nacido en Río Negro - PR, el 29 de julio de 1911 (véase), era hijo de Max Wolf, descendiente de alemanes y de D. Etelvina, natural de Lapa-PR. Hasta los 4 (cuatro) años vivió las tensiones de la Guerra del Contestado. A los 5 (cinco) años, durante la Primera Guerra Mundial, frecuentó la escuela en Río Negro (PR). A los 11 (once) años ya era el principal auxiliar de su padre en la tostada y molienda de café. A los 16 (dieciséis) años pasó a trabajar como escriturario de una compañía que exploraba la navegación en Río Iguazú. En las horas de descanso, se juntaba a los cargadores para ensacar yerba mate, cargar y descargar vapores.

En el año 15ºBC, en el marco de la Revolución de 1930, se trasladó a Río de Janeiro, combatiendo la Revolución de 1932 en el Valle del Paraíba. Fue profesor de Educación Física y Defensa Personal. Ingresó en la Policía Militar de Río, entonces Distrito Federal, siendo Cmt de la Policía de Vigilancia.

En la época de la 2ª Gran Guerra Mundial, se presentó voluntariamente, habiendo sido designado para la 1ª Cia, del 1 ° Btl del ya tradicional 11 ° Regimiento de Infantería, en San Juan del Rey, contaba con 33 (treinta y tres) años de edad.

En la FEB como 3 ° Sargento, desde temprano se volvió muy popular y querido, dada sus actitudes desastros y la manera cariñosa y paternalista con que trataba a sus subordinados (apodado cariñoso) con el paso del tiempo, pasó a ser admirado no sólo por sus camaradas, pero por los superiores tanto de la FEB como del V Ejército de Campaña americano, por sus innegables cualidades.

Todas las veces que se presentaba para misiones difíciles a ser cumplidas, allí estaba el Sgt Wolf declarándose voluntario, principalmente participando de patrullas. En el momento en que se produjo la muerte de su padre, el padre de la madre de su madre, el padre de la familia, regresando con heridos y, a falta de éste, con muertos. Indicado por su valentía inusual y por el excepcional sentido de responsabilidad, pasó a ser presencia obligatoria de todas las acciones de patrulla de todas las compañías, como condición indispensable para el éxito de las incursiones. Uno de esos ejemplos está contenido en el episodio en que el General Zenobio da Costa, al saber de la desaparición de su Ayudante de Orden, Cap João Tarciso Bueno, que había sido puesto a disposición del escalón de ataque, por el General, por absoluta falta de recompuesta de oficiales, ordenara al Cmt del Btl que formase una patrulla para rescatar el cuerpo de su auxiliar. El Cmt adelantó al emisario que la misión sería muy difícil, pero que intentaría. Para tanto, sabedor que sólo un Wolf podría cumplirla, lo llamó, dio la orden y oyó del Sgt Wolf, con la serenidad, la firmeza y la lealtad que sólo los hombres excepcionalmente dotados pueden tener: '' Coronel, por favor, diga al General que, desde el oscurecimiento, este padelero y yo vamos y volviendo a las posiciones enemigas para traer a nuestros compañeros heridos. Lo haremos hasta que la luz del día nos impida hacer. "Si en uno de esos viajes, encontramos el cuerpo del Capitán Bueno, lo traemos también." No logró el Sgt Wolf traer el cuerpo del Cap Bueno que, sólo herido, había sido rescatado por un soldado, pero aún le fue posible, en aquella madrugada , salvar muchas otras vidas.

Tales cualidades lo elevaron al mando de un pelotón de choque, integrado por hombres de altos atributos de combatiente, especializado para las misiones de patrulla, que marchaba sobre el accidente capital "Punto cotizado 747", acción fundamental en los planes concebidos para la conquista de Montese . Se le recordó sobre el ahorro de la munición para usarla en el momento debido, pues, ciertamente, los nazis se oponen a nuestra voluntad. Se le aconsejó smwf foto antiga2que se prevea, pues la misión sería a la luz del día. En el caso de que se produzca un accidente de tránsito en la ciudad de Buenos Aires, en el caso de que se produzca un accidente, las precauciones, consiguiendo acercarse mucho al caserío, intentando smwf foto antigua2envolvéndolo por el Norte. En el momento en que se produjo el accidente, el Sgt Wolf probablemente se había convencido de que el enemigo retrocedía, estando lejos, abandonó el camino previsto para, desastrosamente, al frente de sus hombres, con dos cintas de munición trenzadas sobre sus hombros, alcanzar el tercio superior de la elevación. El enemigo dejó que llegase muy cerca, hasta cuando ya no podían equivocarse. Eran 13:15 h del día 12 de abril de 1945. El enemigo abrió una ráfaga, golpeando e hiriendo al comandante en el pecho que, al caer, recibió nueva ráfaga de arma automática, habiendo caído mortalmente también soldado que estaba a su lado. Después de esta escena, sucedió la acción casi suicida de sus dirigidos para rescatar el cuerpo del comandante. La ráfaga de la metralla enemiga rasgaba un alarido de sangre. La patrulla intentaba neutralizar el arma que calara al héroe. Dos hombres tiraron del cuerpo por las plumas. Uno de ellos quedó abatido en ese intento. El otro, escuálido y osado, trajo a Wolf al primer cráter que se le ofreció. Allí, muertos y vivos se confundían. La patrulla, exhausta, iniciaba el penoso regreso a nuestras líneas, pidiendo que la artillería ciega al enemigo con los fuegos fumígenos y de neutralización. Los soldados del Once querían, a cualquier costo, buscar al compañero en el cráter al que había sido traído, recordando la acción que él mismo había practicado tantas veces. Querían traer al paciente artesano de las tramas y trampas de la vida y de la muerte de las patrullas. Fue imposible rescatarlo el mismo día frente a la eficacia de los incendios enemigos, incluso de Artillería. El día siguiente era la salida de la gran ofensiva de la primavera. El Sgt Wolf había quedado para que estuviéramos presentes a la hora de la decisión. 

smwf foto antiga1

Montese fue conquistada. Su nombre será siempre presente porque las grandes acciones se resisten al tiempo y son eternas. Fue promovido "post-mortem" al puesto de 2º Teniente (Decreto Presidencial, de 28 Jun 45). Dejó en la orfandad su hija Hilda, su elevo y mayor afecto de su vida de soldado. De Italia, escribió a su hermana Isabel, relatando su orgullo en pertenecer al Ejército Brasileño y que, si la muerte lo visitase, morir con satisfacción. Fue homenajeado con la distinción de ser agraciado con cuatro medallas: de Campaña; sangre de Brasil; Bronce Star (americana) y Cruz de Combate de 1ª Clase. Es la síntesis del heroísmo de un hombre simple y valeroso. Sus restos mortales se encuentran en el Monumento a los muertos de la Segunda Guerra Mundial, en el yacimiento 32, cuadra G.

- Vea la carta recibida por la Madre del Sgt Max Wolf, comunicándola de su fallecimiento en combate

REFERENCIAS

- Treinta años después de la vuelta - Gen Octávio Costa
- Cincuentenario de la muerte en combate del Sargento Max Wolf - Cel Claudio Moreira Bento
- Citas de combate del Sargento Wolf

 

Fim do conteúdo da página